Written by FGSR

James explica Library Simplified

En proyecto Library Simplified, de la Biblioteca Pública de Nueva York (NYPL), fue presentado en Readmagine como una solución avanzada para resolver los quebraderos de cabeza de los bibliotecarios y los usuarios en relación con el préstamos de ebooks en las bibliotecas. El máximo responsable de este proyecto es James English, quien lo definió como una iniciativa encaminada a mejorar la experiencia de los usuarios.

Library Simplified consiste en una colección de aplicaciones disponible para iOS y Android. La idea de desarrollar este servicio –explica English– surgió al comprobar que la inmensa mayoría de los usuarios consumía contenido a través de internet y en concreto a través de sus dispositivos móviles. Además quedó patente –asegura– que la lectura de ebooks se hacía principalmente a través de estos dispositivos,  por lo que tenía que seguirse esta tendencia y estar ahí donde estaban los lectores.

La sección que configura la arquitectura de esta app es la parte relacionada con el middleware. “Esta capa de middleware es muy importante porque es donde se hace la dura tarea –que nuestros proveedores de contenido no han hecho– que es crear unos estándares de las APIs y protocolos de intercambio”  –subraya English.

Library Simplified hace ese trabajo de  decir la lógica de intercambio de información entre aplicaciones. Se trata de un software que permite a una aplicación interactuar con otras  apps  o con paquetes de programas o hardware de sistemas operativos. Una vez realizado este trabajo se traslada a un OPDS (Open Publication Distribution System) para los clientes de las aplicaciones. De esta manera –aclara– los usuarios tienen todo ese contenido y todas esas colecciones reunidas en una única colección. Se trata de una forma unificada de gestión de las transacciones de contenido para las bibliotecas.

El equipo de trabajo de este proyecto se encuentra en la labor de identificar los diversos grupos de usuarios  y de ampliar el espectro de casos de préstamo en bibliotecas. Con este fin –explica English – se presenta  OPDS 1.2,  que quiere manejar todos los casos.

También se presenta el Open Distribution Libraries para satisfacer un nuevo modelo en la industria, según el cual el contenido seguirá albergado por terceras partes, pero la biblioteca será la que se encargue de proporcionar la distribución, por lo que se necesita un protocolo en la interfaz que permita realizar todo esto de manera sencilla y estandarizada.

Para que esto sea posible –concluye- hay que autorizar el acceso a ese contenido, por lo que también se ha estado desarrollando un protocolo con el fin de que las bibliotecas cuenten con una forma estandarizada de autentificación de los usuarios.

En el desarrollo de este proyecto se llevó a cabo un trabajo de evaluación previo con cuatro pasos:

  • Seguimiento del itinerario de un usuario en el proceso del préstamo de un libro electrónico.
  • Evaluación de la usabilidad de cada una de las pantallas e identificación de los “puntos negros” en el diseño previo.
  • Presentación de esos puntos conflictivos para la toma de decisiones por parte de quienes deben tomar decisiones.
  • Generación de representaciones visuales para fundamentar las bases de un nuevo prototipo.
Translate »