Written by FGSR

Kari Lämsä: La biblioteca es un verbo

Kari Lämsä, director de Library 10 y Meeting Point de Helsinki (Finlandia,) defendió la idea de que las bibliotecas tienen que ser espacios en los que los usuarios crean contenido y no solo acceden a él durante su participación en la Semana sobre la innovación digital de la lectura y los libros, Readmagine, que se celebró en Casa del Lector.

En el transcurso de una entrevista concedida a la FGSR, Lämsä comienza describiendo la visión que habitualmente se tiene de las bibliotecas. Se las considera lugares pasivos, donde la gente lee, toma prestado libros, se está en silencio y no hay demasiada actividad.

Pero en su opinión “tenemos que cambiar todo el concepto de biblioteca”, ya que las bibliotecas deben de ser lugares mucho más activos en los que los usuarios puedan crear contenido de forma conjunta con otras personas.

Los usuarios –asegura Lämsä– no solo quieren utilizar la información sino generarla, no quieren simplemente utilizar los medios sino crearlos.

La biblioteca debe ser más como una cocina que como un cuarto de estar

En la conversación entre el director de Library 10 y los bibliotecarios participantes en Readmagine el les animó a concebir la biblioteca de un modo nuevo. Lämsä comentó que las bibliotecas habían evolucionado desde una idea muy jerárquica, en la que no se contemplaba al espacio bibliotecario como un lugar centrado en los lectores sino más bien en la gestión de una colección, hasta el esquema actual en el que la dinámica se asemeja a la de un “living room” o cuarto de estar.

El paso que hay que dar, según Lämsä, es el de operar el espacio bibliotecario más como una cocina que como un cuarto de estar. Una cocina en la que unos y otros hacen cosas conjuntamente, en la que hay una dinámica creativa en lugar de un espacio para el consumo.

Translate »