Leticia de Antonio

Leticia de Antonio

Bibliotecaria

Libros, tejuelos, signaturas, más libros, mesas de lectura, ordenadores, pero también revistas y música conforman la parte tangible del día a día de una biblioteca.

Detrás de ella encontramos otros elementos que le dan forma: compañía, vivencias y sentimiento a través de las novelas, poesía o cuentos tradicionales…y, cómo no, las personas, la parte humana, que son las que consiguen transformar un edificio con libros en una biblioteca: jubilados, estudiantes, niños, opositores, abuelos con sus nietos, nacionales y extranjeros, curiosos insaciables,  parejas de universitarios enamorados, más estudiantes, mamás con carritos o mamás opositoras, trabajadores y parados, en definitiva toda la comunidad… El círculo humano lo cierran los bibliotecarios de los que formo parte desde hace 6 años en la Red del Ayuntamiento de Madrid.

Aunque la perspectiva cambia mi mochila está llena de experiencias como usuaria (adolescente, estudiante, opositora,…)  y creo que esto me permite ponerme con facilidad en el otro lado… Me ayuda a descubrir desde otro punto de vista qué es una biblioteca y soñar con lo que puede llegar a ser.